BASES DOCTRINALES DEL MOVIMIENTO

"FRENTE ORDEN NACIONAL"

 

Valparaíso, Junio 2008.

 

        El Movimiento Frente Orden Nacional (FON) surge como respuesta a la realidad chilena y propuesta para el futuro de nuestra nación.
        Hemos adoptado en el nombre de nuestro movimiento, a aquella palabra que encarna la conquista que mayor desafío entrega en estos días, así como nuestro principal valor que nos caracteriza por excelencia, diferenciándonos de todos los actuales partidos políticos vigentes. Dicho valor, es el ORDEN.
        Puesto que subyace a todas las formas de vida de la Naturaleza que son fieles a si mismas, reconocemos en el ORDEN a la consecuencia inmediata: del desarrollo armónico de las relaciones entre seres humanos en un determinado medio; del respeto y obediencia de las funciones que se cumplen en el interior de las organizaciones humanas por cada uno de sus miembros; de la conservación ecológica y soberana del territorio en que se desenvuelven sus legítimos habitantes, y ,de la perpetuación y desarrollo de la cultura e identidad que corresponden a cada nación humana. Siempre que dichas conductas se hagan presentes, será ORDEN lo que aflorará y por eso: ORDEN SOMOS Y ORDEN TRAEREMOS.
        En una constante preocupación y ocupación en contra de los apremiantes males primeros de nuestra nación, nuestro movimiento surge para remediar la falta de una verdadera identidad chilena, desmitificar el nombre del Nacionalsocialismo, recuperar el orgullo patrio, fomentar el desarrollo hasta la excelencia material y espiritual de nuestra nación  y defender y liberar al pueblo chileno de sus enemigos de toda índole.
        Nuestro proyecto consiste en la puesta en marcha de una organización asociativa legalizada, compuesta por una comunidad militante, que asegure la existencia de una organización Nacionalsocialista legal para ésta y las futuras generaciones, para rescatar, de este modo, a Chile de la degeneración causada por los separatismos de la lucha de clases, el deshumanizante neoliberalismo, y de cualquier otro ente siniestro.

 

        De lo anterior, se desprende y explica lo siguiente:

 

a) No somos ni pretendemos ser una mera organización “política” que se oriente a luchar para alcanzar una cuota de poder, ni una organización con la prioridad de conseguir adeptos de distintas clases sociales, como forma habitual de hacer política entre los partidos actualmente establecidos.

 

        Conscientes de nuestra labor en un país de sistema pseudo-democrático multipartidista, no nos identificamos ni apoyamos alguna tendencia de izquierda o derecha, esto debido a la división y el consecuente debilitamiento a la nación que éstas producen, creando nada más que odios y competencias inmorales por el poder, además de su egoísmo frente al resto de la comunidad.
        Sin contradecir lo anteriormente expuesto, creemos que el formar un partido político con una verdadera intención y eficaz trabajo de superación y perfección de la vida de nuestra nación, que presente e infunda a ésta los ideales de nuestra “visión de mundo”, es una herramienta válida y necesaria.

 

b) El que nuestra raza viva en comunidad, para su desarrollo y perfeccionamiento, resulta ser el norte de nuestro trabajo. Pretendemos alcanzar una nación comunitaria unida por los lazos de Sangre y Suelo, conformando un solo cuerpo y un solo espíritu, eje central de nuestra cosmovisión. De ahí la importancia suprema de lograr en nuestra nación un amor profundo por nuestra Raza, por nuestra tierra y por nuestros valores e ideales perpetuos.

 

c) El Frente Orden Nacional es una organización de carácter social que nace y actúa bajo el marco jurídico establecido, acatándolo de forma estricta. Lo anterior, no significa un conformismo ante lo expresado en los códigos legislativos actuales, sino una firme convicción en que será una complicada, indolente e ineficaz forma de concreción para la justicia y comunidad, la que en vista de nuestra Cosmovisión, caerá sin remedio ante el sentir y vivir de nuestra gente.

 

       

 

Estamos conscientes que en este aspecto, los enemigos de nuestra nación, nos atacarán sin piedad con el fin de hacernos desaparecer, y usarán hasta los más ruines recursos dispuestos, legales y no, por lo que estaremos siempre atentos de no dar espacios de ningún tipo para ellos.      

 

EJES DOCTRINALES

 

Nuestro movimiento está inspirado por los siguientes ejes doctrinales:

 

IDENTIDAD.
       
        Concepto fundamental para nuestro movimiento. Verdadero pilar para la unidad, avance, concreción, perfección y perpetuidad de nuestra Raza. Este espíritu identitario cultural, nos une sin reconocer clases sociales, y descansa sobre una base firme de Sangre y Suelo.
        No debe confundirse con nacionalismos violentos, imprudentes y contrarios a otras naciones, sino como un sublime patriotismo, que además, respeta a las otras culturas extranjeras existentes “para” sus lugares de origen, de las cuales espera y exige el mismo respeto.
        Este espíritu reconoce a los Euro-Descendientes como los verdaderos forjadores de la Cultura y estructuras sociales en las cuales se sustenta la identidad Chilena.

 

SOCIALISMO.

 

        Es menester entender nuestro Socialismo como el conjunto de normas morales de nuestra comunidad que denotan la primacía del hombre por sobre el dinero, y por ende, por sobre la clase y la materia. Basado en la constancia, altruismo y honradez del carácter del individuo, siempre toda acción será en favor del bien superior por sobre el individual. Éste hace de nuestra sociedad nacional, un solo organismo.
        Es por nuestro Socialismo, que la militancia exige de trabajo comunitario, ya que es la práctica de éste lo que nos hace conocer las necesidades, sentimientos y voluntades de nuestro pueblo.

 

 

NATURALEZA.

 

        Nuestra cosmovisión retorna al hombre a la Naturaleza, haciéndolo responsable de protegerla y trabajar en ella con respeto y sabiduría. Por más avanzada que esté la tecnología y más grandes sean la ciudades, no hay que olvidar nunca, que como seres vivos, pertenecemos a un sistema natural, en el cual dada nuestra condición de seres sociales, racionales y modificadores, tendremos que llevar a cabo nuestros proyectos tomando en cuenta siempre el valor preciado que tiene la Naturaleza para el bienestar de la nación. El bien superior implica siempre el equilibrio del hombre con el ecosistema.
       
ARTE.

 

        Como parte de la perfección, el Alma Chilena comprende el Arte como símbolo y finalidad del regocijo interno. Es por esto que no reconocemos en este ámbito a los comunes garabatos decadentes falsamente llamados obras artísticas, los cuales sólo alimentan la desesperación, confusión y menoscabo de los hombres.
        Reconocemos al Arte, como un medio de expresión de sentimientos humanos, y por ende, naturales, es decir, afirmamos que el Arte debe permitir el desarrollo de las bondades espirituales del hombre y recrear sus sueños, que necesariamente deberán marchar en sintonía con su esencia y jamás en contra del resto de sus compatriotas y de si mismo.
        Nuestra militancia gozará del Arte y lo impulsará en todas sus expresiones, tomando en cuenta su carácter vital e inspirador.

 

ESTRATEGIA E IDEOLOGIA.

 

        La honradez, inherente a nuestra militancia, asume como finalidad de la estrategia el asegurar la implantación de nuestros principios, por lo que la separación común que hace la “Realpolitik” entre estrategia e ideología, nos resulta inconcebible.
        La belleza moral y la inspiración que infunde nuestra visión de mundo, hacen que las estrategias empleadas para cumplir nuestras metas sean directas, realistas, leales a nuestra nación y sobre todo honestas.
        La mentira, el soborno, la violencia, el fraude, la demagogia y el cohecho jamás podrán identificarse como estrategias nuestras.

 

RELACIONES EXTERNAS.

 

        Entendemos que nuestras metas no son nada simples y nuestros ideales pueden ser compartidos por otras agrupaciones. Consecuente con esto, es que el trabajo en conjunto y/o colaboración con grupos a fines a nuestros principios, puede darse en ciertas instancias, siempre cuando nuestro estilo y forma no se vean menoscabados.
        Ahora bien, sólo trabajaremos conjuntamente con organizaciones que valoren por sobre todo la honradez, la familia y nuestros valores patrios; en definitiva, daremos apoyo decidido y activista a los grupos de Alternativa al Sistema que sigan un camino ético y a fin con los más tangibles de nuestros valores.

 

TRABAJO.

 

        Como base de nuestro Socialismo, tenemos al hombre, y como actividad vital de éste, al Trabajo. Toda pertenencia adquirida y mantenida debe ser “ganada” con el esfuerzo y dedicación honrada del Trabajo, de ninguna forma por la especulación, la usura, el robo o el engaño.
        Nuestra militancia no se compone de individuos haraganes ni viciosos, sino de sujetos con mentes y cuerpos sanos, que los facultan para trabar de excelente forma.
        Promovemos el amor al Trabajo, independiente de cual sea, teniendo como fundamento inamovible, que aquellas labores deberán siempre ser funcionales al desarrollo económico y moral del pueblo, y jamás hallarse en contraposición a los valores inherentes al ser humano.
De este modo, belleza y constancia en el Trabajo, son características notables en nuestra militancia.

 

FAMILIA.

 

        Consideramos que uno de los ejes principales de nuestro trabajo como Nacionalsocialistas, es promover el bienestar y la finalidad verdadera de la Familia. Consecuentemente con esto, es que no participaremos nunca de actos libertinos que atenten contra las bases naturales de la familia, y menos aún apoyaremos a las tendencias neoliberales, individualistas y depravadas que intenten quitarle su espacio o desaparecerla.
        Reconocemos que la familia constituye el gran pilar de nuestra nación, y por consiguiente, de nuestra raza, es por ello, que si dicho núcleo se halla afectado, tanto por adversidades internas como externas, las consecuencias repercutirán a nivel nacional y de manera permanente. Por lo tanto, aspiramos a la defensa de la familia chilena en el ámbito económico, educacional y social, a fin de que se encuentre óptima para el desarrollo de los nuevos hombres y mujeres que continuarán nuestra historia en estas tierras.

        Todo militante del Frente Orden Nacional procurará estar siempre acorde a la ideología en su actuar, con el bienestar de su descendencia y del resto de la Estirpe Chilena.

 

 

   SECCIÓN DOCTRINA
       FRENTE ORDEN NACIONAL

 

 

 


 

© 2008 - FON
FRENTE ORDEN NACIONAL